De mal en peor: Los defensores de los derechos humanos cada vez más amenazados en 2017

Foto: SAJJAD HUSSAIN/AFP/Getty Images
En el último año, la situación de la democracia y los derechos humanos en todo el mundo continúa deteriorándose a un ritmo alarmante. El espacio político y civil se reduce cada vez más en numerosos países, y el desarrollo económico, social y cultural a menudo es desigual y no incluye a los grupos vulnerables. La comunidad internacional debe intensificar sus esfuerzos para brindar protección a los defensores de los derechos humanos en riesgo. Escribe ProtectDefenders.EU.

En un número cada vez mayor de países, la presión sobre los defensores de los derechos humanos aumenta de forma constante y la comunidad internacional no ha logrado llevar estabilidad y la paz a las regiones en conflicto, en un marcado contraste con los esfuerzos realizados para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Los defensores de los derechos humanos, incluidas las mujeres y los defensores de las personas LGTBI, son la base y el motor de cambio y son actores cruciales a la hora de enfrentar las crisis que enfrenta la comunidad internacional. Para abordar las causas primarias de las crisis, como la propagación del conflicto -que resulta en el desplazamiento forzado y los movimientos de refugiados- la radicalización y la degradación ambiental, debemos brindar apoyo a aquellos que están activos sobre el terreno luchando por un cambio positivo y un desarrollo inclusivo.

 

Los defensores de los derechos humanos en todo el mundo a menudo arriesgan sus vidas y su bienestar para impulsar la gobernabilidad democrática, el desarrollo sostenible, la igualdad de género y la reducción de la pobreza. Según las alertas emitidas por cuatro organizaciones internacionales de derechos humanos, en 2017, más de 650 defensores han enfrentado ataques y amenazas graves, y al menos 400 han sido objeto de acoso judicial. La democracia y los derechos humanos sólo son posibles cuando los individuos y las comunidades valientes están dispuestos a defenderlos. Esto es lo que hace que los defensores sean una piedra angular para el desarrollo, la consolidación de la paz, la democratización y la resiliencia.

Authoritarian and repressive regimes around the world, have become better organised, more sophisticated, and more effective at impeding the work of human rights defenders through surveillance, defamation, restrictive legislation including on access to funding, intimidation, and harassment, as well as arrests, disappearances, torture and murder. Multinational corporations and private interests are also often implicated in repression and violation of human rights for economic gain.

Working together with defenders and international human rights organisations, the European Union and its Member States must pursue even more vigorously a progressive agenda for protection of human rights defense in the context of development and make support for independent civil society and human rights defenders a key strategic priority.

A fundamental change is needed from states, companies and all actors involved to recognize human rights defenders not as threats, but as vital assets and key partners in development. The international community, the European Union, and its Member States must meet this challenge as a matter of priority, and step up their efforts to provide protection to human rights defenders at risk.

Los regímenes autoritarios y represivos de todo el mundo se han organizado mejor, son más sofisticados y más efectivos para obstaculizar la labor de los defensores de los derechos humanos mediante la vigilancia, la difamación y la legislación restrictiva, esto incluye el acceso a fondos, la intimidación y el acoso, así como las detenciones, desapariciones, torturas y asesinatos. Las empresas multinacionales y los intereses privados también suelen estar implicados en la represión y la violación de los derechos humanos para obtener beneficios económicos.

Se necesita un cambio fundamental de los Estados, las empresas y todos los actores involucrados para reconocer a los defensores de los derechos humanos no como amenazas, sino como activos vitales y socios clave en el desarrollo. La comunidad internacional, la Unión Europea y sus Estados Miembros deben hacer frente a este desafío como una cuestión prioritaria e intensificar sus esfuerzos para brindar protección a los defensores de los derechos humanos en situación de riesgo.

Este artículo se publicó por primera vez en ProtectDefenders.EU.

Más información sobre ProtectDefenders.eu

ProtectDefenders.eu es el mecanismo de la UE para los defensores de los derechos humanos, establecido para proteger a los defensores que se enfrentan a las situaciones más difíciles en todo el mundo. ProtectDefenders.eu está liderado por un Consorcio de 12 ONGs activas en el campo de los derechos humanos.