Cuando rimen la esperanza y la historia

La sociedad civil lucha por una justicia global

“La historia dice: No hay esperanza
a este lado de la tumba,
Pero entonces, una vez en la vida
puede crecer el anhelo por una marejada de justicia
y hacer que rimen la esperanza y la historia.”

Seamus Heaney

La Coalición por la CPI lideró las iniciativas de la sociedad civil que promovieron exitosamente la adopción del Estatuto de Roma en 1998, lo que resultó en el establecimiento de la CPI cuatro años después.

Durante esos años, nos encargamos de que los Estados pudieran negociar:

  • Un tratado fuerte con disposiciones capaces de garantizar una Corte independiente de las Naciones Unidas;
  • Magistrados independientes y un fiscal independiente;
  • Que los presidentes, los generales y cualquier otro funcionario gubernamental no tenga inmunidad;
  • Derechos firmes para la defensa y juicios justos;
  • Que las víctimas sean capaces de participar en los procedimientos y recibir reparaciones.
  • Convencimos a más de 120 Estados de aceptar la jurisdicción de la CPI en un plazo sin precedentes, trabajamos con más de 60 gobiernos para adoptar leyes nacionales para juzgar los crímenes de la CPI;
  • Ayudamos a la Corte a desarrollarse como una institución, brindándole asesoramiento de primer nivel para el desarrollo de sus políticas, reglas y estrategias para aumentar su efectividad e impacto; 
  • Aumentamos el apoyo y la cooperación de los gobiernos y organizaciones internacionales con la Corte; 
  • Creamos conciencia sobre el sistema de la CPI en todo el mundo, trabajamos con los medios para elevar el nivel de las coberturas periodísticas sobre la CPI;
  • Logramos posicionar de forma sólida a la justicia en la agenda internacional al incorporarla en las capitales de todo el mundo y en las Naciones Unidas;
  • Aumentamos la capacidad de la sociedad civil global para seguir los procedimientos de las CPI y emprender sus propias acciones de promoción;
  • Monitoreamos los juicios de la Corte con el fin de asegurar su justicia, efectividad e independencia;
  • Combatimos los ataques políticos a la Corte que intentaron destruir el Estatuto de Roma;
  • Aumentamos la capacidad de las víctimas para acceder a la justicia;
  • Alentamos a los gobiernos a brindar a la CPI el presupuesto que necesita para luchar contra la impunidad donde quiera que surja;

Hasta hemos sido nominados para recibir el Premio Nóbel de la Paz en tres oportunidades.

Aquí está el resto de nuestra historia

Lea más sobre nuestro logrosLea menos

Nuestra historia

Contra todos los obstáculos

1995

Un comienzo para la justicia 


 

En respuesta a las graves violaciones a los derechos humanos alentadas por la impunidad de los conflictos en Yugoslavia y Ruanda en los 90s, un grupo de 25 organizaciones de la sociedad civil de todo el mundo fundaron Coalición por la Corte Penal Internacional.

Comenzaron promoviendo la creación de una corte penal internacional capaz de juzgar a cualquier individuo en cualquier lugar por crímenes de guerra, crímenes de lesa humanidad y genocidio. En 1997, la Coalición ya agrupaba a 450 organizaciones y el movimiento en contra de la impunidad crecía. 

Los miembros fundacionales incluyen a Amnistía Internacional, la Asociación Pro Derechos Humanos, la Association for Human Rights, la Federación Internacional de Derechos Humanos, Human Rights First, Human Rights Watch, No Peace Without Justice, Parliamentarians for Global Action y Women's Initiatives for Gender Justice.

El Movimiento Federalista Mundial (WFM) fue elegida como la organización que acogería este proyecto y su director William R. Pace fue elegido como el Coordinador de esta Coalición.

La Coalición cuenta con una política de membresía informal y una estructura organizacional no-jerárquica, trabaja con expertos de diferentes organizaciones que lideran equipos de ONG sobre temas claves que incluyen enmiendas, comunicaciones y difusión, cooperación, justicia de género y representación legal

La Coalición alentó a los gobiernos a convocar una conferencia diplomática para negociar el tratado de la CPI junto a los gobiernos "afines".

1996-2002 - La Coalición ayudó a desarrollar los principios rectores de una CPI permanente
La Coalición colaboró con la diagramación del estatuto de la CPI y sus reglas. Entre 1996 y 1998, se llevaron a cabo seis sesiones del Comité Preparatorio sobre el Establecimiento de una CPI en la sede de las Naciones Unidas en New York para diagramar un boceto de un estatuto de la CPI. Las ONG aportaron información a las discusiones y asistieron a los encuentros bajo el paraguas de la Coalición.

Lee másLee menos

1998

Lo imposible se hizo realidad en Roma

Durante una sofocante semana de julio en 1998, la sociedad civil mundial se reunió en Roma luego de haber solicitado exitosamente a los gobiernos realizar una conferencia diplomática para establecer un tribunal penal internacional. La Coalición, con cerca de 500 participantes, reunió la delegación más grande. Los activistas desempeñaron un papel vital en el intercambio de información, el análisis jurídico y la defensa de un tratado y una Corte sólida.
El histórico Estatuto de Roma, aclamado por el mundo entero, fue adoptado por una abrumante mayoría de 139 países. La Coalición fue reconocida desde entonces por la importante tarea de asegurar que la Corte y su fiscal sean independientes, que los derechos de las víctimas se vean representados correctamente y que los crímenes de género fueran incluidos. Esta es una Corte que nadie creía posible.

Del 15 al 18 de julio, durante la Conferencia Diplomática de Roma sobre la CPI, la Coalición siguió de cerca las negociaciones, produjo información diaria para su distribución mundial y facilitó la participación y la organización de las actividades paralelas de las casi 200 ONG que asistieron.

La Coalición también ayudó a coordinar el aporte de información de parte las organizaciones de la sociedad civil a través de Equipos temáticos que realizaron un seguimiento de las discusiones sobre ciertas disposiciones del borrador del estatuto.

La sociedad civil fue responsable de muchos de los aspectos claves del Estatuto, como sus importantes disposiciones sobre la participación de las víctimas, las reparaciones, los crímenes de género y la independencia del fiscal. El Comité Ejecutivo de la Coalición adoptó sus once principios para el trabajo de la Coalición en la Conferencia de Roma.

Hay varias disposiciones del Estatuto de Roma de la CPI que deben su existencia a los significativos esfuerzos y al trabajo de la sociedad civil. Entre ellas:

  1. La independencia del fiscal;
  2. La jurisdicción automática;
  3. Las referencias explícitas a la sensitividad de género en el derecho internacional;
  4. La inclusión de los crímenes de guerra cometidos en situaciones de conflictos armados internos (ley de conflictos armados no internacionales); y
  5. Los derechos y la protección de víctimas y testigos.

La Corte es independiente de la ONU y de su Consejo de Seguridad, cuenta con un fiscal independiente y con magistrados independientes, y no contempla la inmunidades para los jefes de Estados o altos funcionarios.

Los principales poderes del mundo se opusieron a la creación de la Corte.

Todos los Estados de la Asamblea de los Estados Partes cuentan con un voto y las decisiones se toman con una mayoría de 2/3.

Luego de la Conferencia de Roma, entre 1998 y 2002, las ONG trabajaron en equipos en cada sesión de la Comisión Preparatoria para seguir de cerca las negociaciones sobre cada tema y brindar su aporte experto.

Lee másLee menos

1999

El objetivo es una membresía universal 


 

Después de que Senegal se convirtiera en el primer Estado en ratificar el tratado de la CPI en febrero de 1999, la Coalición lanzó una campaña desde La Haya en mayo 1999 para pedir por la ratificación mundial del Estatuto de Roma de la CPI.

La Coalición fue nominada para el Premio Nóbel de la Paz. En los años subsiguientes, obtuvo otras tres nominaciones.

La Coalición promueve la ratificación universal del Estatuto de Roma de la CPI dado que este es un objetivo clave para lograr que la membresía de la CPI sea verdaderamente global y universal. La Coalición cree que para que la Corte sea exitosa, cada vez más Estados deben apoyarla.

La Coalición cuenta con una Campaña por la Ratificación Universal (CRU) que apunta a un país por mes. Como parte de esta campaña, se alienta a los miembros de cada región a redoblar los esfuerzos con el fin de asegurar la aceptación universal de la CPI. Las acciones locales son claves para promover la CPI, aumentar la cobertura mediática, instar a los gobiernos a ratificar el Estatuto de Roma, adoptar leyes de implementación efectivas y ratificar el Acuerdo sobre los Privilegios e Inmunidades.

La Coalición promueve también la implementación de todos los crímenes del Estatuto de Roma en las leyes locales. La Corte inicia nuevas investigaciones, por esto se necesitan leyes sólidas de cooperación e implementación.

Por otro lado, la Coalición insta a los Estados a ratificar e implementar el Acuerdo sobre los Privilegios e Inmunidades de la CPI (APIC), diseñado para brindar a los oficiales y al personal de la CPI ciertos privilegios e inmunidades necesarios para desempeñar sus deberes de forma independiente e incondicional.

2000
A pesar de que muchos expertos predecían que iba a tomar décadas lograr 60 ratificaciones, el éxito de la campaña por la ratificación global de la Coalición demostró que este objetivo se podía lograr en 2002. La Coalición comenzó a investigar cuáles fueron las “lecciones aprendidas” del TPIY y el TPIR.

El 31de diciembre, las ONG miembros de los Estados Unidos realizaron una extensa campaña para que el presidente Clinton firmara el tratado de la CPI. En el último día para la firma, Estados Unidos – junto con Irán e Israel – firmaron el Estatuto de Roma y elevaron así el número total de firmantes a 139 (sobrepasando el objetivo de la CCPI de 120 firmas, que igualaba los votos a favor del Estatuto de Roma).

2001
Luego de la ratificación de Andorra, que marcó la mitad de las 60 ratificaciones de la CPI necesarias para la entrada en vigor del Estatuto de Roma, la Coalición pidió al gobierno de los Países Bajos y a la Comisión Preparatoria que duplicaran drásticamente los esfuerzos, esto incluyó el establecimiento de un Equipo de Avanzada.

Lee másLee menos

2002

Llegó la corte del Nunca Más 

 

En julio de 2002 y con 60 ratificaciones, el Estatuto de Roma entró en vigor varias décadas antes de lo predicho gracias al esfuerzo de la sociedad civil global. La CPI estableció su sede en instalaciones temporales ubicadas en La Haya, Países Bajos.

Con más de 1.000 grupos de la sociedad civil, la Coalición apuntó a lograr 100 ratificaciones para el año 2004.

Los miembros de la Coalición asistieron a una ceremonia histórica en la ONU, donde diez países depositaron simultáneamente sus instrumentos de ratificación y activaron así la entrada en vigor del Estatuto de Roma de la CPI. El evento fue el resultado de una estrecha colaboración entre la Coalición y la ONU. El 1° de julio de 2002, la Coalición organizó una recepción para celebrar la entrada en vigor del Estatuto a la que asistió el Secretario General de la ONU, Kofi Annan.

Poco después de que el Estatuto de Roma entrara en vigor, Estados Unidos anunció a la ONU su intención de no ratificar el Estatuto de Roma. La Coalición organizó una intensa oposición a las iniciativas estadounidenses para conseguir una resolución del Consejo de Seguridad que eximiera a los trabajadores de paz de la ONU de ser juzgados ante la CPI por un período renovable de un año, que finalmente fue adoptada el 12 de julio.

2003
Luego de la elección de los primeros 18 jueces por parte de la Asamblea de los Estados Partes (AEP) en febrero de 2003 en New York, la Coalición participó de la investidura de los magistrados de la CPI y organizó una ceremonia especial con los jueces electos. El Coordinador de la Coalición, el presidente de la CPI y el Presidente de la AEP mantuvieron una conferencia de prensa. El mes siguiente, la AEP eligió al Sr. Luis Moreno Ocampo de Argentina como el primer Fiscal en Jefe de la CPI. Moreno Ocampo juró el 16 de junio de 2003. Los miembros de la Coalición participaron en la jura y realizaron presentaciones en su primera audiencia pública. 

2004
Los miembros de la Coalición se opusieron activamente a los intentos para socavar la integridad de la Corte y ayudaron a prevenir la renovación de las Resoluciones 1422/1487 del Consejo de Seguridad que eximían a los trabajadores de paz de la ONU de los Estados no-partes de ser juzgados por la CPI. Estados Unidos finalmente retiró esta propuesta por falta de apoyo. Por otra parte, para dar más lugar a la sociedad civil, la Coalición facilitó la participación de las ONG en la 3° sesión de la AEP, que se realizó en La Haya por primera vez. La Asamblea adoptó el presupuesto de la CPI para 2005 y eligió a la Fiscal Adjunta, la Sra. Fatou Bensouda de Gambia. 

Lee másLee menos

2003

Es oficial  


 

La Coalición asumió la facilitación de la participación de la sociedad civil en las sesiones anuales de la Asamblea de los Estados Partes, el órgano administrativo de la CPI - para esto, coordina iniciativas, comparte información y organiza eventos. Este papel fue reconocido oficialmente por la Asamblea. Abrimos nuestra co-sede en La Haya. 

 

La AEP es el órgano legislativo de administración y supervisión de la Corte, y está conformada por representantes de los Estados que han ratificado o adherido al Estatuto de Roma. Lea más sobre la AEP.

En mayo de 2002, la Coalición estableció un co-secretariado en La Haya para seguir de cerca a la Corte y facilitar las consultas de las ONG con la CPI y la AEP.

La Asamblea de los Estados Partes reconoció el papel de la Coalición al adoptar la resolución titulada Reconocimiento del papel de Coordinación y Facilitación de la Coalición de ONG por la Corte Penal Internacional  (ICC-ASP/2/Res.8) durante su segunda sesión en septiembre de 2003. 

Lee másLee menos

2005

la Coalición cumple 10

Para este año, la Coalición ya contaba con más de 2.000 organizaciones provenientes de más de 150 países y redes en África, América y Medio Oriente. La sociedad civil se comprometió completamente con todos los aspectos del trabajo de la CPI y la AEP.

En 2005, la Coalición expandió su estructura de equipos para trabajar más de cerca y realizar mejores aportes sobre todas las cuestiones relacionadas con la CPI y la AEP. La Coalición también expandió sus Secretariados de Nueva York y La Haya.
 
Lee másLee menos

2006

EEUU da un paso al costado

Como parte de un ataque múltiple a la CPI, Estados Unidos buscó generar "acuerdos bilaterales de inmunidad" con países de todo el mundo en un esfuerzo por proteger a los ciudadanos estadounidenses de la jurisdicción de la CPI. También retiró sus contribuciones a los Estados miembros de la CPI que no cumplan con estos acuerdos.

La sociedad civil global combatió esta campaña que se opone al espíritu y al texto del Estatuto de Roma. Los acuerdos finalmente cayeron en desuso. Esta fue nuestra primera victoria contra los ataques políticos destinados a "matar" a la CPI.

De 1995 a 2000, el gobierno de Estados Unidos apoyó el establecimiento de una CPI, aunque trataron, sin éxito, de diseñar un tribunal que pudiera ser controlado a través del Consejo de Seguridad o que eximiera a los funcionarios y a los ciudadanos estadounidenses de ser juzgados en la CPI. El 31 de diciembre de 2000, durante la administración Clinton, el Embajador estadounidense David Scheffer firmó el Estatuto de Roma en nombre del gobierno de Estados Unidos.

En 2001, la administración Bush interrumpió su participación en las reuniones de la CPI. El 6 de mayo de 2002, revocó oficialmente la firma estadounidense del Estatuto de Roma. Al mismo tiempo, lanzó un ataque de múltiples frentes contra la CPI: utilizó acuerdos biaterales, impuso leyes nacionales para sancionar a los aliados que apoyen a la CPI y redobló sus esfuerzos en el Consejo de Seguridad de la ONU para eximir a las fuerzas de paz de Estados Unidos de la jurisdicción de la CPI. La administración Bush afirmó que la CPI podría ser utilizada como un foro de juicios políticos, a pesar de que la misma cuenta con oficiales altamente calificados que trabajan para evitar esta clase de eventos y que el Estatuto de Roma cuenta con numerosas garantías.

Hacia el final de su mandato, Bush había celebrado acuerdos bilaterales con más de 100 naciones. Sin embargo, los líderes del gobierno de Estados Unidos veían claramente que la Campaña de los acuerdos bilaterales estaba teniendo consecuencias no deseadas.

Lee másLee menos

2010

Haciendo balance
 

Más de 600 miembros de la Coalición viajaron a Kampala, Uganda, para participar en la primera Conferencia de Revisión de la CPI. Las ONG desempeñaron un papel vital en los debates sobre las propuestas para enmendar el Estatuto de Roma y en la evaluación del impacto del sistema de justicia internacional.

Haciendo balance
La Conferencia de Revisión incluyó un ejercicio de inventario para evaluar el éxito y el impacto global del Estatuto de Roma hasta la fecha. Los debates se centraron en el impacto del Estatuto de Roma sobre las víctimas y las comunidades afectadas, la complementariedad, la cooperación y la paz y la justicia, asuntos verdaderamente centrales para un funcionamiento justo, eficaz e independiente del sistema.

Compromisos y la declaración de Kampala 
Durante la Conferencia de Revisión, 37 Estados Partes realizaron 112 compromisos con el fin de fortalecer el sistema del Estatuto de Roma, entre ellos Estados Unidos y la Unión Europea. Además, la Conferencia aprobó la Declaración de Kampala, que reafirma el compromiso de los Estados con el Estatuto de Roma y su plena implementación, así como su universalidad e integridad. En la Conferencia de Revisión se aprobó además una resolución sobre el fortalecimiento de la ejecución de las sentencias. En paralelo, la CPI firmó tres acuerdos con Bélgica, Dinamarca, y Finlandia para la ejecución de las sentencias. La Coalición y sus miembros globales se comprometieron a mantener este gran momento de la Corte con los Estados, la ONU y otros organismos regionales con el fin de asegurar que los compromisos realizados en Kampala se transformen en acciones concretas.

Enmiendas: Crimen de agresión
Tras largas negociaciones, los Estados Partes adoptaron disposiciones que regulan los términos de la capacidad de la Corte para investigar y procesar personas por el crimen de agresión. Los Estados Partes a la CPI acordaron un régimen de competencia para el crimen de agresión, que establece procedimientos distintos para las situaciones remitidas por el Consejo de Seguridad de la ONU y las remitidas por un Estado o por iniciativa del Fiscal de la CPI. La Conferencia de Revisión determinó que la activación de la competencia sigue siendo objeto de una decisión positiva de la AEP que no puede ser tomada antes del 1° enero de 2017 y un año después de la ratificación o adhesión de las enmiendas por parte de 30 Estados Partes, lo que suceda en última instancia.

Otras enmiendas
Los Estados Partes también acordaron no suprimir el artículo 124 - un protocolo opcional que permite a los Estados no someter a sus nacionales a juicios o investigaciones de la Corte sobre los crímenes de guerra durante un período de siete años - pero deberá ser revisado en cinco años. También aceptaron extender el uso de ciertas armas como crímenes de guerra en los conflictos no internacionales.

En la foto, el encuentro del personal Coalición con el ex-Secretario General de la ONU, Kofi Annan, durante la Conferencia de Revisión de Kampala.

Lee másLee menos

2011

Encontrar a los mejores líderes


 

Lanzamos una campaña para pedir a los Estados que nominen y elijan a los candidatos mejor calificados para ocupar las posiciones oficiales de la CPI - como los  magistrados y el fiscal - y de su órgano administrativo, la Asamblea de los Estados Partes. 

La práctica del intercambio de votos en las instituciones internacionales reduce su eficiencia y efectividad. En una institución como la CPI es particularmente necesario evitar a los oficiales poco calificados. 

Desde 2003, la Coalición ha promovido la toma de decisiones informadas, basadas en los méritos por parte de los gobiernos asegurando que las calificaciones y la experiencia de los candidatos para las elecciones de la CPI/AEP sean lo más transparentes posibles. La Coalición no apoya ni se opone a ningún candidato particular, pero promueve la integridad del proceso electoral. La Coalición también revisa cómo los Estados Partes nominan candidatos para una elección, y se opone rotundamente a los acuerdos políticos recíprocos. La Campaña para las Elecciones de la CPI/AEP ayuda a crear conciencia y publicitar las elecciones y los candidatos nominados al:

  • Solicitar a todos los candidatos que completen cuestionarios para brindar información adicional sobre sus calificaciones;
  • Realizar entrevistas con los candidatos;
  • Organize public seminars with available candidates and experts;
  • Organize public debates between the candidates.
Read moreRead less

2012

Llega la justicia


 

En el primer e histórico juicio de la CPI, el líder militar congolés Thomas Lubanga fue declarado culpable de los crímenes de guerra de reclutar y alistar niños menores de 15 años, y utilizarlos para participar activamente en las hostilidades.

La sociedad civil de la República Demcrática del Congo, y de todo el mundo, celebró el veredicto como un hito en la lucha a favor de la justicia por los crímenes que consternan la concienia de la humanidad. 

Andre Kito, Presidente Ejecutivo de la Fondation Congolaise pour la Promotion des Droits humains et la Paix y presidente de la Coalición Nacional de la RDC por la CPI contactó a las comunidades de la región de Ituri para comunicar la importancia de la decisión.

La Coalición y sus miembros realizaron una conferencia de prensa para reconocer este logro histórico de la Corte y conmemorar el importante trabajo de los activistas a nivel global y regional que contribuyeron con el arresto y el juicio del Sr. Lubanga.

Read moreRead less

2014

Hacer funcionar a la justicia internacional
 

Casi dos tercios de las naciones del mundo ya eran miembros del sistema de la CPI. En este contexto, la Coalición decidió reformar su conocida Campaña por la Ratificación Universal. La ratificación del Estatuto de Roma seguía siendo un componente central, pero ahora la nueva Campaña por la Justicia Global también promovía los procesamientos nacionales de los crímenes internacionales y una mayor cooperación con la Corte entre los Estados.
 

Este nuevo enfoque incluía cuestiones como la complementariedad y la cooperación; buscaba alentar a los Estados no solo a unirse a la CPI, sino a convertirse en miembros funcionales del sistema del Estatuto de Roma al incorporar el mismo en sus leyes nacionales. Esta expansión permitió una mayor variedad de actividades y acciones promocionales a nivel local, nacional y regional.

Lee másLee menos

2014

África: Quédate con la CPI

En respuesta a la cantidad de información errónea sobre la CPI en África, surgieron numerosas campañas africanes e internacionales de la sociedad civil para que el continente se quede con la CPI.

La oficina regional de África lanzó un talk show para promover un diálogo positivo sobre justicia internacional.

Como parte de la proactiva difusión mediática de la Coalición, en abril de 2015, la Oficina Regional para África de la Coalición en Cotonou, Benín, puso en marcha un talk show oficial, À bâtons rompus. À bâtons rompus era un talk show mensual que analizaba cuestiones relacionadas con la CPI en el contexto africano, y disipaba la información errónea acerca de la Corte. El show se dirigía a la sociedad africana civil, los medios y los funcionarios del gobierno, y preparó el camino para lograr un diálogo positivo sobre asuntos de justicia internacional en el continente.

Lee másLee menos

2014

Restringir el veto

 

A pesar de que contaba con el apoyo de más de 58 Estados miembros de las Naciones Unidas y de 100 grupos de la sociedad civil, Rusia y China vetaron en el Consejo de Seguridad una resolución que remitia los graves crímenes de Siria a la CPI para su investigación.

Este problema impulsó los pedidos generalizados para que los miembros permanentes del Consejo se abstengan de utilizar el veto en situaciones que impliquen atrocidades masivas. 

Los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU—China, Francia, Rusia, el Reino Unido y Estados Unidos—tienen el poder de vetar cualquier resolución que se presente ante el Consejo. Sin embargo, es muy común que los políticos intenten obstaculizar los procesos para implementar mecanismos de justicia imparcial, como la CPI.

Lee másLee menos

2015

Avances históricos amenazados

A medida que la CPI comenzaba a tener un impacto, algunos gobiernos en la AEP empezaron a amenazarla, disminuyeron sus aportes y violaron los principios fundamentales del Estatuto de Roma al intentar interferir políticamente en los procedimientos fiscales y judiciales.

La Coalición pidió a los Estados recuperar el "espíritu de Roma" y brindar un mayor apoyo político, jurídico y moral a la justicia y a la paz internacional. 

 

 

Read moreRead less

2015-2016

Justicia permanente


 

Celebramos nuestro 20º aniversario en una recepción organizada en los nuevos locales permanentes de la CPI en La Haya.

El evento representó la culminación de una lucha de más de 20 años de la sociedad civil por el establecimiento de una corte penal internacional permanente capaz de llevar ante la justicia a los responsables de crímenes de guerra, lesa humanidad y genocidio. 

El personal de la Coalición, la sociedad civil, entre otros, reflexionaron sobre el camino recorrido y todo lo que queda por delante en una serie publicada en nuestro blog por el 20º aniversario de la Coalición titulada: Cuando rimen la esperanza y la historia. 

Read moreRead less

2017

Eligir a los mejores para liderar la lucha contra la impunidad


 

En la 16° sesión de la Asamblea de los Estados Partes (AEP) se llevaron a cabo elecciones para ocupar algunos de los principales puestos del sistema del Estatuto de Roma, entre ellos, seis vacantes judiciales, el presidente y dos vicepresidentes de la AEP.

Una vez más, hemos alentado a los Estados a nominar y elegir a los candidatos mejor calificados e independientes para ocupar los cargos más importantes del sistema del Estatuto de Roma a través de procesos de elección y nominación justos, transparentes y basados en el mérito de los candidatos.

Como parte de esta campaña, la Coalición ayuda a difundir y crear conciencia sobre las elecciones de la CPI y la AEP y sus candidatos. En este marco, solicita a todos los nominados completar un cuestionario específico con el fin de proporcionar información adicional sobre sus calificaciones

La Coalición también organiza entrevistas con todos los candidatos; celebra seminarios públicos con candidatos y expertos disponibles y organiza debates públicos entre los candidatos.

Estas acciones permiten que los nominados amplíen la información sobre sus respectivas calificaciones y experiencia, y sirven para promover una toma de decisiones plenamente informada de los delegados de los Estados Partes a la hora de votar. La Coalición se opone firmemente a los acuerdos políticos recíprocos (el llamado "intercambio de votos") en todas las elecciones de la CPI/AEP.

Lee másRead less

2017

Activación histórica del Crimen de Agresión


 

En la 16° AEP en New York, los Estados Partes al Estatuto de Roma decidieron activar la jurisdicción de la CPI sobre el Crimen de Agresión, su cuarto crimen.

Antes de la Conferencia de Revisión y durante la misma, la Coalición alentó a los Estados a considerar las propuestas sobre el crimen de agresión por sus méritos y de una manera constructiva y cooperativa. ​​​

El Equipo de la Coalición sobre el Crimen de Agresión estuvo activamente involucrado en el Proceso de Princeton y en el trabajo preparatorio realizado por el Grupo de Trabajo Especial sobre el Crimen de Agresión. Durante la Conferencia de Revisión, la Coalición brindó información y organizó foros de manera activa para promover la discusión sobre el tema entre sus miembros y los delegados estatales.

Lee másRead less

Esta es nuestra historia.

Aún es posible cambiar este mundo tan duro. 

Escribamos juntos el próximo capítulo. 

involúcrate