LA SOCIEDAD CIVIL GLOBAL

La Coalición por la CPI es una red global de la sociedad civil que reúne a más de 2.500 organizaciones en 150 países.

Juntos, apoyamos y promovimos el proyecto para el establecimiento de una Corte Penal Internacional capaz de juzgar crímenes de guerra, crímenes de lesa humanidad y genocidio. Hoy, seguimos defendiendo y alentando la lucha por la justicia global a través de las cortes nacionales y de la ya establecida CPI desde La Haya.

Conviértete en una organización miembro de la Coalición

Quienes somos

En 1995, un grupo de 25 organizaciones de derechos humanos comenzaron una campaña para promover la creación de una corte penal internacional permanente capaz de llevar ante la justicia a los individuos responsables de crímenes de guerra, crímenes de lesa humanidad y genocidio. Contra todos los obstáculos, funcionó. Pocos imaginaron donde terminaríamos después de todos estos años. Nuestra Coalición hoy cuenta con 2.500 miembros de todos los tamaños y de todos los rincones, desde grupos comunitarios de 150 países hasta importantes organizaciones internacionales no gubernamentales de derechos humanos.

¿Quieres saber más y conocer a algunos de nuestros miembros?

Qué hacemos

Trabajamos por un mundo más pacífico, donde la gente pueda acceder a la justicia por los crímenes más graves. A través de una membresía universal a la CPI y al Estatuto de Roma, podremos lograr un cambio a largo plazo en la protección de los derechos humanos a nivel nacional, regional y global. Junto a la sociedad civil y otros entes e individuos de todo el mundo, trabajamos para asegurar que se escuchen las voces de quienes más lo necesitan y se actúe en consecuencia.

¿quieres saber más sobre nuestro trabajo?

A través de múltiples esfuerzos, contribuímos en el histórico establecimiento de la CPI, ayudamos a la Corte a crecer como institución, convencimos a más de 120 Estados de aceptar su jurisdicción, aumentamos el apoyo estatal y la cooperación con el sistema del Estatuto de Roma, defendimos los derechos de las víctimas e introdujimos de manera firme a la justicia y la rendición de cuentas en la agenda internacional.